El programa esta cerrado y ya no esta aceptando solicitudes para asistencia.

84,959*

de californianos han calificado hasta ahora.

Más de $2 mil millones proporcionado para prevenir ejecuciones hipotecarias.

Lea sus historias

‘Me salvaron no sólo el dinero, pero mi corazón y la cabeza’

Propietario Lianna H. tenía muchas razones para moverse, pero tiene aún más que quedarse.

“Queria el clima mas calido,” dice Lianna, quien se mudó del área de la Bahía a la región de Sacramento en el 2005.

Las temperaturas más frescas del área de la Bahía y el clima húmedo junto con su casa de dos pisos fueron malos para su artritis reumatoide.

“Tuve suerte,” dice Lianna, que encontró la ciudad perfecta, casa de un solo nivel y el vecindario para ella y su hijo. “Es  una ciudad, pero es el paísaje, también. Tiene un sentimiento de ciudad pequeña. Es como los buenos viejos tiempos eran antes.

Su casa tiene una ubicación céntrica, cerca de la escuela de su hijo, un bonito patio trasero y hasta un solarium, que se convirtió en la sala de juegos de su hijo cuando era más joven.

“Cuando entre, dije esta es mi casa… me sentia en casa,” dice Lianna, una madre soltera. “no hay escaleras, no Hoa (Asociación de propietarios y honorarios).”

Pero aún mejor que la ciudad o la casa, es el vecindario – y sus vecinos.

“No puedo tener mejores vecinos,”  dice Lianna, que mantiene un ojo en las casas de sus vecinos y a menudo voluntaria en la escuela de su hijo. “Todos nos ayudamos mutuamente. He sido tan bendecida.”

Algunos de sus vecinos, a quienes ella considera más como familia, la han ayudado económicamente, cuando sus ingresos cayeron. La disminución de los ingresos junto con los problemas de salud crearon una gran dificultad financiera.

“Estaba haciendo todo lo que podía para salvar mi casa,” dice.

Lianna consideró sus opciones, incluyendo la posibilidad de vender su amado hogar.

“Pero yo no me quería mudar, amo a mis vecinos,” dice Lianna, cuyo hijo estaba entrando en su último año de secundaria. “Habria estado pagando mucho más (en alquiler) si me hubiera mudado.”

Entonces, un agente de bienes raíces le dijo acerca de Conserva tu Casa California, el programa de asistencia hipotecaria gratis que ofrece hasta $100,000.

Ella solicitó y fue aprobada para el programa federalmente financiado, estado-manejado varias semanas más adelante.

“It’s been a tough couple of years,” she says. “I can breathe a little bit. You saved me not only money, but my heart and head.”

El Programa principal de Reducción proporciona hasta $100,000 para reducir el saldo principal de un propietario, y también a menudo reduce el pago mensual de la hipoteca. El programa ahorró Lianna alrededor de $300  por mes, lo que hace una gran diferencia con sus finanzas.

“Estaba contento… estatica,” dice Lianna de cuando recibió la llamada telefónica de su aprobación para el programa de Conserva tu Casa California. “Estaba llorando por teléfono.”

Ahora, Lianna y su hijo pueden permanecer en su casa – y en su vecindario.

“Han sido un par de años difíciles,” dice. “Puedo respirar un poco. Me salvaron no sólo el dinero, pero mi corazón y la cabeza.

‘Quiero que mi casa sea un rayo de luz’

La propietaria Loretta R. nunca ha olvidado la amabilidad de un extraño cuando se mudo a Los Angeles en el 1974.

Loretta, una mujer soltera y madre de un hijo de 8 años de edad, estaba escapando de una mala situación en el área de la Bahia con la esperanza de una vida mucho mejor.

“Estaba realmente en un estado espantoso,” recuerda Loretta, mas de cuatro decadas despues. Una mujer tomó a Loretta y a su hijo, y les ayudó a construir la fundación para un futuro mejor. “Ese acto de bondad realmente puso todo en movimiento para mi. Tres años después, pude comprar una casa.”

Trienta años despues, Loretta nunca ha olvidado la generosidad y la paga adelante todos los días en su vecindario.

“Quiero que mi hogar sea un rayo de luz,” dice Loretta, que es conocida como “Tía Lo” en su vecindario del sur de Los Angeles. Siempre está dispuesta a ofrecer una buena comida, mentoría, apoyo y oración para los necesitados. “Solo abre tu corazón y deja que la gente entre… Haces espacio para la gente.”

En una época en la que muchos propietarios no saben mucho acerca de sus vecinos de al lado, Loretta está orgullosa de su comunidad unida.

“Vivo en un vecindario donde hay un vínculo tan fuerte de amistad y unidad,”dice Loretta, quien a menudo tiene adultos y niños que aparecen en su casa. “Estamos allí cuando la vida entra en el vecindario, y cuando Dios toma la vida del vecindario.”

Pero mientras Loretta continuaba administrando y ministrando, las necesidades de su comunidad y vecinos, ella estaba lidiando con sus propios desafíos,   algunas cuestiones financieras impulsadas por un despido que la obligo a quedarse atras en sus pagos hipotecarios.

“Incluso cuando las cosas se estaban cayendo sobre mí econoómicamente… regrese a la escuela para obtener mi título de Universidad,” dice Loretta, una ministra que obtuvo una maestría en liderazgo urbano global en 2015.

Ella es la que está comprometida con su comunidad. Loretta también tenía fe en que encontraría una manera de abordar sus problemas hipotecarios. “Creo que la bondad y la misericordia están ahí fuera,” dice.

Ella por primera vez escuchó acerca de Conserva tu Casa California de la Corporación de Asistencia de Vecindario de América (NACA) durante un gran evento en 2011. Solicitó el programa de asistencia hipotecaria gratuita tres veces sin suerte—ella  no cumplió con los requisitos mínimos de ingresos.

“Pense que tal vez que tenia que renunciar a mi casa. Mi hijo dijo que sólo lo vendiera,”  dice Loretta. Pero su nieta de 18 años tenía una respuesta muy diferente. Ella dijo, “tienes demasiados buenos recuerdos en esa casa.”

De hecho, la vida de Loretta se ha centrado en su hogar, vecinos y vecindario los últimos 44 años.

“Mi casa se ha convertido en una casa de Ministerio,” dice Loretta, quien tiene un programa de enriquecimiento de tres días para los niños del vecindario en su casa en ocasiones. Los vecinos tambien pasan por mi casa para visitarme y comera alo. “Dicen que qse sienten tranquilos aqui.”

Loretta se determinó, gracias a los comentarios de su nieta y las palabras de aliento, para encontrar una manera de salvar a su casa.

“Era mi responsabilidad buscar tanta información para salvar mi casa,” dice. Loretta no necesitó mucho, sólo lo suficiente para ponerse al día con sus pagos hipotecarios vencidos.

Por lo tanto, con mucho que perder, se aplicó de nuevo para Conserva tu Casa California  a principios del 2017. Fue aprobada varias semanas más tarde para el Programa de Ayuda para la Restauracion Hipotecaria.

El programa específico ofrece hasta $54,000 para ayudar a los propietarios de vivienda a ponerse al día con sus pagos hipotecarios vencidos. El programa da a los propietarios de viviendas una pizarra limpia, permitiéndoles permanecer en su casa siempre y cuando se mantengan al día con los pagos de la hipoteca.

“Emocionalmente, se tomó el alivio de gran tiempo,” dice el Programa de Ayuda para la Restauracion Hiptocaria. “Mi prestamista estaba llamandome varias veces a mi teléfono.”

Ahora, Loretta puede cubrir su pago hipotecario con sus ingresos del seguro social. “Estoy por delante ahora, en lugar de detrás.”

Y eso es debido a Conserva tu Casa California.

“Su nombre ejemplifica la pasión de la gente,” dice Loretta, quien agradece los esfuerzos de aquellos en el centro de consejería. “Gracias a Dios por Conserva tu Casa California.”

‘Si esto no hubiera llegado a mi, fuera dificil quedarme aqui’

Patrice V. está comprometida a su comunidad, su familia y su hogar.

“Mi esposo y you fuimos los originales de hágalo usted mismo,” dice Patrice, quien se mudó a su casa de la zona de la Bahía hace casi tres décadas. “Hay mucho sudor, lagrimas, y duro trabajo que se entrego a esta casa.”

La casa moderna de estilo rancho de mediados de siglo ha tenido numerosos proyectos de mejoramiento de casa a través de los años, incluyendo una cocina remodelada, nuevos pisos de madera y un nuevo sistema de calefacción.

“Es un acasa muy compda y maravillosa,”  una casa muy cómoda y maravillosa,” dice Patrice, que disfruta del gran jardín que rodea la casa en forma de una U. “Mi marido  amaba su jardín. Es una especie de su legado.”

Así que cuando su esposo falleció en  el Agosto del 2016, Patrice se comprometió a mantener su hogar a pesar de los desafíos financieros, incluyendo algunas líneas de alcantarillas de alto precio y reparaciones de tormentas.

“Estaba sumergiendo mis ahorros de vida,” dice Patrice, quien se retiró en el 2011 de su larga carrera en el gobierno.

Fue una solución a corto plazo que no pudo abordar su problema financiero a largo plazo. Entonces, ella escucho sobre Conserva tu Casa California mientras escucha la radio.

“Desperto mi interes,” dice del programa de asistencia hipotecaria gratuita. “Tan pronto  como me enteré de ello unas cuantas veces… Fui a la página web y me fui a las carreras.”

El tiempo era definitivamente de la esencia. Después de que su esposo falleciera, Patrice estaba tratando de poner las piezas de su vida, incluyendo sus finanzas.

“Gracias a Dios escuche de Conserva tu Casa California,” dice. “Mi situación financiera no era buena. Básicamente era su cuidador. Yo estaba muy ocupado cuidando de él.

Patrice, al igual que muchos miembros de la familia que cuidan a un ser querido, se centró en la salud de su esposo, no en una hipoteca inasequible.

“Lo que pase con Jorge,” dice de su difunto esposo amado. “No había nada en lo que yo pudiera confiar.”

Conserva tu Casa California se convirtió en la excepción.

“Le pregunte al personal de Conserva tu Casa California, esto es de verdad?” dice.  “Es maravilloso escuchar esto existió.”

El programa financiado por el gobierno federal y administrado por el estado existe – y alivia sus preocupaciones financieras.

“Yo estaba muy feliz,” dijo Patrice cuando recibió el correo electrónico informando que ella fue aprobada  el Programa de Reduccion del Saldo principal. “Estaba extasiado.”

El Programa de Reduccion del Saldo principal ofrece hasta $100,000  en la reducción principal y a menudo reduce el pago mensual de la hipoteca, un beneficio muy apreciado para los propietarios de viviendas que luchan con pagos inasequibles.

El pago de la hipoteca de Patrice bajó más del 30%, ahorrándose varios cientos de dólares cada mes. Para un jubilado con un ingreso fijo, cada dólar cuenta.

“Si no hubiera venido a mi alrededor, sería difícil para mí quedarme aquí,” dice Patrice, que vive al otro lado de la calle de un parque comunitario y una piscina.

Y “aqui” está definitivamente en casa.

“Atraves de los años, se ha convertido en la central de la familia,” dice Patrice, quien está muy cerca de los cinco hijos adultos de su esposo y ha ayudado a los padres de sus nietos. “Amo a la familia.”

‘Si no fuera por Conserva tu Casa California, no sé dónde estaría’

A veces el amor a primera vista y el razonamiento sólido van juntos, de verdad.

“Estaba gastando todo mi dinero en alquiler mi casa. Estaba harto y cansado de… hacer que alguien más rico,” dice Paul L quien compro su condominio del Sur de California en el2015. “Cuando me entré, me sentí como si estuviera destinado para mí. Era exactamente lo que quería. Me encanta mi casa.”

Su condominio está en un “lugar perfecto, ideal para mí,” en el centro de un barrio con un montón de vida nocturna-y una unidad de la esquina con un balcón envolvente y ventanas.

“Tiene mucha energía, y hay mucha energía de afuera. Tengo unas vistas estupendas de toda la zona. Soy yo, tiene mi firma por todos lados. Tengo gente aquí todo el tiempo. Pero, más que nada, soy feliz aquí.

Desafortunadamente, alrededor de un año después de comprar su condominio de su sueño, Pablo se enfrentó a una pesadilla de la vida real-que perdió su larga carrera.

Después de perder su trabajo, inmediatamente comenzó a mirar sus opciones de hipoteca.

“Estaba trabajando en varias cosas con mi banco,” dice Paul.

Una noche, vio un comercial de televisión y aprendió otra posibilidad: Conserva tu Casa California. El programa gratuito de asistencia hipotecaria ha ayudado a los propietarios desde la frontera de Oregon a San Diego.

“Pense, vamos a darle una oportunidad,” dice. “Asi que, decidí llamar. En ese momento, yo estaba en el modo de supervivencia.”

Pablo solicitó ayuda de Conserva tu Casa California y fue aprobado para el Programa de Ayuda Hipoteca por Desempleo, que cubre los pagos mensuales de la hipoteca por 18 meses – o un total de $54,000 – para los propietarios fuera del trabajo elegible para los beneficios sin empleo del estado Departamento de desarrollo de empleo.

“Fue un gran Alivio,” dice Pablo de ser aprobado para el programa gratuito. “Yo estaba muy contento.”

Pero Pablo, al igual que muchos otros propietarios que aplicaron y fueron aprobados más tarde para el programa, era un poco esceptico de Conserva tu Casa California.

“Siempre estás receloso… siempre estás buscando gente que está tratando de aprovecharte de ti,” dice. “Tienes que tener cuidado. Ahora hay esperanza de que puedo salvar a mi casa.

Con el Programa de Ayuda Hipoteca por Desempleo, los propietarios pueden concentrarse en su búsqueda de empleo y no preocuparse por su hipoteca.

“Si no fuera por Conserva tu Casa California, no sé dónde estaría,” dice. “Ni siquiera quiero pensar en dónde podría estar.”