El programa esta cerrado y ya no esta aceptando solicitudes para asistencia.

Me atrasé en mi hipoteca: ¿cómo afectará mi crédito?

Nota del editor: Beth Kotz con Credit.com proporcionó un blog especial que explica los efectos que el atraso en la hipoteca y la mitigación de la pérdida tienen sobre el crédito.

Por Beth Kotz

Como propietario de vivienda, su hipoteca y su solvencia crediticia están vinculadas inextricablemente. Para garantizar que mantenga un crédito sólido, lo mejor que puede hacer es realizar los pagos hipotecarios a tiempo cada mes.

Las hipotecas tienen un impacto importante en su solvencia crediticia e incluso tienen su propia categoría en un informe crediticio.

Por lo que, si cae en algunos baches financieros en el camino y no puede realizar su próximo pago, esté consciente de que atrasarse tiene consecuencias. Aunque un incidente aislado no le afectará demasiado, si no puede pagar más tiempo debe saber cómo afectará esto su crédito y conocer cómo las opciones de mitigación de pérdida afectarán su solvencia.

Los pagos hipotecarios morosos y su crédito

Generalmente, los contratos hipotecarios incluyen un periodo de gracia. Si realiza un pago unos pocos días después de la fecha de vencimiento, probablemente se encontrará dentro de este periodo. El prestamista considerará el pago como realizado a tiempo, así que no tendrá un efecto negativo en su crédito. Los periodos de gracia, por lo general, son de 10 a 15 días.

Si se pasa de la fecha de vencimiento y del periodo de gracia, un pago hipotecario se considerará atrasado. Sarah Davies, vicepresidente sénior, Análisis Informativo, Administración e Investigación de Productos de VantageScore, dice: “Atrasarse 30 días en un préstamo hipotecario puede provocar que disminuya un puntaje crediticio de una calidad alta de crédito del consumidor hasta 100 puntos”.

Su prestamista informará sobre el atraso a las agencias de informes crediticios. Aparecerá en su informe crediticio como una nota “Atraso de 30” (“Late 30”). Si realiza el pago dentro de 30 días, esta nota desaparecerá después del siguiente periodo del informe y no provocará un daño permanente a su puntaje crediticio.

Sin embargo, cuando se atrasan los pagos hipotecarios más de 30 días o cuando un consumidor se atrasa de manera repetida en sus pagos, los efectos adversos en el crédito son más graves. Pagar su hipoteca con 90 días de atraso o más afectará su puntaje crediticio hasta durante siete años.

Si se atrasa más de 120 días en su hipoteca, el prestamista normalmente considera que usted se encuentra en incumplimiento de pago. Recibirá un “Aviso de incumplimiento de pago” (Notice of Default, NOD). Un NOD es la primera acción formal que realiza un prestamista en un proceso que resulta en una ejecución de la hipoteca. Como un NOD es un documento público, aparecerá en su registro crediticio y además puede generarle cargos tardíos y mayores tasas de interés. No obstante, no es tan dañino como una ejecución de la hipoteca.

Cuando un consumidor se atrasa demasiado, el prestamista puede realizar una ejecución de la casa. Si pierde su casa por una ejecución de la hipoteca o si la devuelve al prestamista a través de una escritura en lugar de una ejecución de la hipoteca, su puntaje crediticio caerá aproximadamente de 250 a 280 puntos. Restaurar su puntaje crediticio hasta un punto en el que pueda obtener una nueva hipoteca con una tasa de interés menor y mejores términos tardará alrededor de tres años de pagos oportunos y consistentes.

Sin embargo, los procesos de ejecución de la hipoteca, por lo general, tardan meses o años y aún puede tratar de llegar a un arreglo con el prestamista. Si toma la iniciativa para estar en contacto y encontrar una opción que funcionará, la mayoría de los prestamistas trabajarán con usted.

La mitigación de la pérdida y su crédito

La mitigación de la pérdida es un término “integral” que se refiere a cualquier opción que ayudará a un propietario de vivienda que se atrasa en su hipoteca a ponerse al corriente. Existen varias de estas opciones y tienen efectos diferentes en el crédito.

Si se da cuenta de que tiene un problema financiero, como la pérdida de trabajo o facturas médicas inesperadas, puede solicitar a su prestamista una condonación. Es posible que deba actuar inmediatamente ya que los prestamistas no pueden garantizar una condonación si ya está gravemente atrasado en su hipoteca. De acuerdo con un contrato de condonación, puede realizar pagos más pequeños o ningún pago durante un periodo. Después de reanudar los pagos regulares, también deberá pagar el monto que se saltó durante la condonación. La buena noticia es que una condonación no afectará de manera negativa su crédito.

Otra opción que puede tener es una modificación de préstamo. Esencialmente, las modificaciones de préstamo son contratos hipotecarios reestructurados de forma permanente. La característica clave de una modificación de préstamo es que requiere que el prestamista estipule la deuda como actual o pagada por completo con las agencias de informe crediticio, siempre y cuando usted cumpla los requisitos de la modificación de préstamo. Debe estar al pendiente de las modificaciones de préstamo que no presentan lineamientos de calificación rigurosos, ya que realmente pueden ser contratos de acuerdos de deuda que afectarán su crédito.

Las modificaciones crediticias respaldadas por el gobierno de los EE.UU., como el Programa de Modificaciones para Viviendas Asequibles (Home Affordable Modification Program, HAMP), no afectarán su crédito. Si continúa cumpliendo los requisitos del programa de modificación de préstamo, la hipoteca continuará siendo reportada como actual y pagada por completo. Los beneficios de asistencia gubernamental no son informados a los burós de crédito. De este modo, hacer la solicitud para Conserva tu Casa California (Keep Your Home California)  no afectará su puntaje crediticio.

Si se atrasa en el pago de su hipoteca, recuerde que su situación tiene solución. Lo peor que puede hacer es ignorar el problema y esperar a que desaparezca. Sea proactivo, infórmese sobre la asistencia para la mitigación de la pérdida y comuníquese con su prestamista de inmediato. Si vive en California, un buen primer paso es contactar a Conserva tu Casa California para saber si puede calificar para obtener asistencia.

Recuerde, el banco u otro proveedor hipotecario no desea su casa. La ejecución de la hipoteca es un último recurso caro para el prestamista. Si toma la iniciativa para mantenerse en contacto y realiza su mejor esfuerzo para llegar a un acuerdo para poner al corriente su cuenta, el daño de su crédito se reducirá.

Beth Kotz es una escritora que contribuye a Credit.com. Se especializa en cubrir asesoría financiera para las empresarias, estudiantes universitarias y recién graduadas. Tiene una licenciatura en comunicaciones y medios de DePaul University en Chicago, Illinois, donde continúa viviendo y trabajando.