← De nuevo Historias de Éxito

Holly S.

‘Ayudo mucho’

Holly S. y su marido tomaron un salto de fe comprando su casa.

“Ha funcionado muy bien”, dice Holly, que vive en el Norte de California, fuera de una pequeña ciudad en las estribaciones rodeada de árboles altos.

La casa les recuerda a aquellos en el Sur de California, donde vivieron antes de mudarse a Centroamérica en 2006. Cuando volvieron a California varios años más tarde, estaban buscando algo en el país, pero cerca de una pequeña ciudad y sus servicios.

“Realmente se siente como en casa para nosotros,” dice Holly, cuya casa de aspecto moderno se sienta en una colina. “Hay árboles por todas partes. Podemos oír a nuestros vecinos, pero nunca los vemos.”

Ellos exitosamente ponieron ofertas para la casa por el teléfono. Cuatro años despues,  una llamada les ayudó a salvar su casa que tanto amaban.

Cuando su marido fue despedido en el Verano del 2016, el cuñado de Holly les dijo acerca de Conserva tu Casa California.

“Siempre tienes que preguntarte cuando consigues algo gratis,” dice Holly, quien admite que estaba un poco escéptica del programa de asistencia hipotecaria gratuita. Revisó el programa de administración estatal financiado por el gobierno federal antes de aplicar a finales de Septiembre. “Parecía muy legítimo.”

Lo es. Pregúntale a Holly, quien fue aprobada para el Programa de Ayuda Hipoteca por Desempleo en Noviembre. El programa ofrece pagos mensuales de la hipoteca por hasta 18 meses,  o un total de $54,000, lo que ocurra primero—y propietarios fuera de trabajo que califiquen para beneficios sin empleo del Departamento de Desarrollo del Empleo del estado.

Con el programa, los propietarios pueden concentrarse en encontrar un trabajo y no preocuparse por sus pagos hipotecarios

Poco después de que fueron aprobados para el programa, su marido encontró un gran trabajo. Bajo el programa, los propietarios que regresan al trabajo son elegibles para tres meses de asistencia hipotecaria, lo que permite a la pareja ponerse al día con otros proyectos de ley.

“Estaba como, de verdad!? Que maravilloso” dice. “Ayudo mucho. Estambos quemando nuestra cuenta de ahorros.”

Ahora, Holly y su marido pueden disfrutar de su casa, a unos 90 minutos de su suegros. Agradecidos por la ayuda, a menudo comparten su experiencia con Conserva tu Casa California.

“Le decimos a todos en una situación similar,” dice.

← De nuevo Historias de Éxito