← De nuevo Historias de Éxito

Jurline R.

‘Realmente nos cambió la vida’

Jurline R. adora su preciado hogar del sur de California y está muy comprometida con mantenerlo, para ella, su hija y sus tres nietos.

Pero no siempre ha sido fácil. Como muchos de los propietarios de viviendas de California, gran parte de su ingreso era destinado a su hipoteca y se atrasaba con los pagos. Solicitó varias veces una modificación de préstamo a su prestador de servicios hipotecarios, pero no pudieron llegar a un acuerdo sobre la modificación más conveniente.

Luego, Wells Fargo, su prestador de servicios hipotecarios, incentivó a Jurline a solicitar el programa Conserva Tu Casa California. El programa gratuito de ayuda hipotecaria ha ayudado a más de 65,000 propietarios de viviendas desde febrero de 2011, y muchos de ellos han sido beneficiados por un recorte en el saldo de capital y pagos mensuales más bajos.

“Estaba realmente atrasada con mis pagos y muy estresada”, dijo Jurline, trabajadora social que encontró la solución gracias a sus solicitudes de modificación de préstamo rechazadas. “Cuando solicité Conserva Tu Casa California, ya tenía toda la documentación lista”.

Solicitó el programa administrado por el estado en agosto de 2015 y tres meses más tarde recibió la aprobación para el Programa de Reducción de Capital. La aprobación redujo su pago mensual en $500.

“Aún estoy sorprendida”, expresó Jurline. “Los representantes de Conserva Tu Casa California fueron excelentes. Todo salió como lo esperaba”.

Jurline recuerda cuando recibió la llamada telefónica para felicitarla por la aprobación del programa Conserva Tu Casa California.

“¡Por Dios, no lo podía creer!”, dijo. “Le agradezco a Dios todos los días”.

El Programa de Reducción de Capital de Conserva Tu Casa California ofrece hasta $100,000, lo cual reduce el saldo de capital de los propietarios de viviendas y, por lo general, reduce su pago de hipoteca mensual.

“Todo fue destinado a la hipoteca”, dijo Jurline. Conserva Tu Casa California “realmente marcó la diferencia”.

El Programa de Reducción de Capital también la ayudó a ponerse al día con sus pagos de hipoteca atrasados. Actualmente, está al día y lo ha estado durante el último año.

“Me quité toda la presión de encima”, expresó. “Realmente nos cambió la vida”.

Y Jurline, cuya hija se graduó hace poco con el título de maestría en trabajo social de la University of Southern California, el alma mater de su madre, está aprovechando al máximo la situación.

“Quiero aprovechar esta oportunidad al máximo”, expresó Jurline, cuya hija se mudará pronto al hogar de la familia con su hijo de 9 años, su hija de 7 años y su bebé de 14 meses. “Quiero administrar mejor mi dinero. La hipoteca debe ser siempre la principal prioridad financiera”.

Fiel a su compromiso, Jurline abrió un fideicomiso, con lo que garantiza que su hija y sus nietos puedan permanecer en su hogar el tiempo que deseen.

“Ahora sabemos que tenemos un hogar familiar”, expresó. “Estaremos aquí para siempre.”

← De nuevo Historias de Éxito