El programa esta cerrado y ya no esta aceptando solicitudes para asistencia.

← De nuevo Historias de Éxito

Karen S.

‘Sentí como una tonelada de ladrillos fue levantado de mis hombros’

Una pequeña propaganda en el periodico hizo un gran impacto financiero para Karen S.

Asi es como ella aprendio sobre Conserva tu Casa California estableciendo el Programa Piloto de Ayuda de Hipoteca Inversa. Ella rápidamente hizo click en el sitio web de Conserva tu Casa California para aprender mas sobre el nuevo programa que podría salvar su hogar de mas de 35 años  en el  norte de California.

“Mis ojos se abrieron,” dice Karen, quien se enfrentaba a una posible ejecución hipotecaria despues de haberse atrasado con sus pagos relacionados con la hipoteca inversa. “No podia dormer en las noches.”

El Programa Piloto de Ayuda de Hipoteca Inversa ofrece tanto como $25,000 para ayudar a las personas de la tercera edad a ponerse al día con sus pagos revertidos relacionados con la hipoteca, a menudo impuestos a la propiedad y seguro para propietarios.

Como muchas personas de la tercera edad en California, Karen ha disfrutado de un impulso en el valor de su casa, pero eso también aumenta el impuesto a la propiedad adeudado y el precio del seguro de los propietarios. Y si vives con un ingreso fijo como muchos ancianos, es una situation dificil.

El Programa Piloto de Ayuda de Hipoteca Inversa asiste a los propietarios de viviendas con estos pagos, dandoles un nuevo comienzo en sus hogares que han tenido por decadas.  En muchos casos,  Conserva tu Casa California cubre estos pagos por dos años.

“Fue maravilloso,” dijo Karen. “Sentí como una tonelada de ladrillos fue levantado de mis hombros. Estoy mucho mejor ahora.”

Asesoría financiera es parte del El Programa Piloto de Ayuda de Hipoteca Inversa, que ayuda a los propietarios de viviendas con su planificación financiera, de como pudeden reducir los costos a estirar los dolares. El Consejo de Conserva tu Casa California ha ayudado a Karen a tomar las medidas necesarias para mejorar su situación financiera.

Ahora, ella puede continuar disfrutando de su bungalow de 90 años de California – y su vecindario, a poca distancia, pero un mundo lejos de un ocupado centro de la ciudad.

“Traje mis tres de mis hijos a casa del hospital a esta casa,” dice Karen, quien crió a sus tres hijos en la casa y donde sus cinco nietos vienen a visitar.

“Es una casita en un gran vecindario. Es un vecindario muy seguro. La gente se mira el uno al otro. Realmente quiero quedarme aqui.”

← De nuevo Historias de Éxito