Fecha limite de solicitud : 29 de Junio del 2018
El programa esta cerrado y ya no esta aceptando solicitudes para asistencia.

← De nuevo Historias de Éxito

Theresa B.

‘Tenia el lobo en la puerta’

Theresa B. hico todo para salvar su casa.

Tiene cuatro trabajos—uno menos que hace unos meses. Ella vendio muchas cosas personales, incluyendo joyas y cuadros. Si encontraba una botella en la calle, ella lo levantaba y lo vendia para hacer dinero.

“He usado cada trucko en el libro para salvar mi casa,” dice Theresa. “Todos los RESOURCES que tenia, los use para salvar mi casa. Estaba poniendo las piezas juntas. Estaba juntando cada centabo para pagar mi pago de hipoteca.”

Sus esfuerzos eran de salvar su casa que tanto amaba—un gran inversion y realmente un labor de amor.

“Hubo un gran factor de miedo,” dice Theresa, quien recibió un aviso de ejecución hipotecaria y supo que el reloj estaba corriendo en su casa del sur de California. “Yo tenía el lobo en la puerta.”

El lobo de la ejecución hipotecaria vino golpeando después de un problema de salud y período de recuperación para Theresa, que se recuperó en sus pagos de la hipoteca.

“Estaba realmente luchando para salvar mi casa,” dice Theresa, que tiene un montón de equidad en el hogar-probablemente el valor de tres veces el precio de compra en 2000, pero fue esposado por el aviso de ejecución hipotecaria que limita sus opciones. “Se me acabara la vida si se fuera a la subasta.”

Theresa mencionó sus desafíos financieros y la inminente ejecución hipotecaria a un cliente, quien le dijo acerca de Conserva tu Casa California. Nunca había oído hablar del programa gratuito de asistencia hipotecaria – no es de extrañar, ya que estaba demasiado ocupada trabajando cinco trabajos en ese momento – pero hizo algunas investigaciones.

Inicialmente, ella aplicó y fue rechazada. Pero Theresa estaba decidida a mantener su casa y hizo más deberes, incluyendo la lectura de cada historia de éxito de dueño de casa en el sitio web de Conserva tu Casa California.

“Estas historias fueron muy útiles para mí,” dice Theresa, quien leyó acerca de un dueño de casa con una historia similar y fue rechazado pero reaplicado para el programa. “Esa  historia me dio esperanza.”

Theresa solicitó de nuevo y fue aprobada varias semanas más tarde para el programa de asistencia de reincorporación hipotecaria. El programa ofrece hasta $54,000 para ayudar a los propietarios de viviendas a “ponerse al día” en sus pagos hipotecarios vencidos.

“Bajo ninguna circunstancia deberías rendirte,” dice. “Incluso si tienes que solicitar el programa tres veces, hagas lo que hagas, no te des por vencido.”

El enfoque de nunca darte por vencido y el programa han ayudado definitivamente a Theresa.

“Es dificil de describer, pienso que era la persona mas feliz en ese momento,” Theresa dice de sus emociones cuando fue aprobada para Conserva tu Casa California. “Es como si te hubieran dado un nuevo contrato de vida. Alguien te está dando una nueva oportunidad… y puedes recoger las piezas de tu vida. Usted puede respirar de nuevo.”

Para Theresa, su casa es mucho más que cuatro paredes, un techo y un patio.

“Estaba buscando una casa que no estuviera muy lejos de la playa, pero que todavía era asequible,” dice.

Lo que ella podía comprar era una casa que necesitaba muchas reparaciones.

“Se  parecía a la casa de la familia Addams,” dice refiriéndose a la serie de televisión de los años sesenta. “Era un desastre.”

La casa tenía ventanas rotas, las paredes dañadas, cada cuarto estaba pintada de un color diferente, y no había  pasto en la yarda.

“Sin embargo, era un lote de esquina y el terreno más grande alrededor de miles,”dice. “Sabía que podía hacer el trabajo y transformar la casa a un nuevo lugar.”

Ella ha ha convertido la casa que necesitaba reparaciones a la casa que todos quieren.  Ella arregló el interior de la casa y ha trabajado en el patio durante años.

Theresa ha plantado más de 200 árboles, desde bambú y eucalipto hasta árboles frutales. El patio cubierto de árboles atrae a aves, zarigüeyas, mapaches, ardillas y muchos otros animales.

“Es virtualmente una granja de animales en medio de la ciudad,” dice Theresa, quien estima que ha pasado en algún lugar entre $100,000 a $200,000 en arreglando la casa y el patio. “En general, es una casa mucho mejor que cuando la compro.”

Y gracias a Conserva tu Casa California, la historia tiene un final feliz—de salvar su casa.

“Uno no debe tener vergüenza en pedir ayuda de Conserva tu Casa California,” dice. “Y no hay ninguna trampa. Es incluso mejor de lo que crees que es.”

← De nuevo Historias de Éxito