← De nuevo Historias de Éxito

Wayne M.

El propietario de una casa, Wayne M., ha aconsejado a muchas familias que buscan el sueño estadounidense y a aquellos cuyas vidas es una verdadera pesadilla.

Ha habido más gente con el segundo caso en los últimos años conforme los propietarios de casas perjudicados luchan por pagar sus hipotecas y tratan de eludir la ejecución hipotecaria. Muchos propietarios de casas con problemas de liquidez piden ayuda meses después de haberse atrasado con la hipoteca y de haber recibido varios avisos de pago atrasado por parte de sus administradores hipotecarios.

“A mucha gente no le gusta” pedir ayuda, dice Wayne, consejero de la propiedad de viviendas para Neighborhood Housing Services (Servicios de Viviendas del Vecindario) del condado de Los Ángeles. “Usted ignora el problema; piensa que desaparecerá solo. Sólo trata de olvidarse de él”.

Pero el problema sigue ahí. Simplemente pregúntele a Wayne.

Su trabajo de tiempo completo es ayudar a los propietarios de casas a solicitar programas de asistencia gubernamentales como el programa Keep your Home California (Conserva tu Casa California). Wayne también es cliente del programa estatal. Recientemente se le aprobó el Programa de Ayuda para la Restauración Hipotecaria; este programa ofrece hasta $20,000 para ayudar a los propietarios de casas a ponerse al corriente con los pagos de sus hipotecas.

“Sólo se necesita darle un pequeño empujón a la gente para que vuelva a la normalidad”, dice él. “Ese pequeño empujón realmente me ayudó”.

Ahora, el propietario de una casa del condado de Los Ángeles está al corriente con los pagos de su hipoteca y tiene un equilibrio financiero.

“Básicamente, me ayudó a ganar tiempo… me dio un espacio para respirar”, dice Wayne, que es casado y tiene tres hijos. “Yo platico con la gente en todos lados, incluso cuando estoy en el supermercado. No sólo soy consejero, también soy cliente”.

Su experiencia personal ayuda a que los propietarios de casas se interesen en el programa.

“Son mucho más receptivos” cuando se enteran de que también participa en el programa de fondos federales. “Se dan cuenta de que realmente tienen el mismo interés y de que conoce su situación”.

Pero dice que tiene que haber más propietarios de casas que se interesen en el programa.

“Si la gente no lo intenta y los bancos no participan, no tiene sentido”, dice Wayne. “Puede ser de gran utilidad para mucha gente”.

← De nuevo Historias de Éxito